Conectarse

Recuperar mi contraseña

Visitantes



Visitas

contador de visitas

[Guia] God Of War Chains of Olympus

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Guia] God Of War Chains of Olympus

Mensaje por DavidIESP el Sáb Nov 13 2010, 03:08




Introducción

Después de arrasar en PlayStation 2 con dos espléndidas aventuras llenas de acción, el irreductible Kratos ha triunfado también en su nuevo periplo por PSP. Un título que poco o nada tiene que envidiar a las dos entregas anteriores. Esperamos que os sea de ayuda.

1. Las Costas de Ática

Nada más tomar el papel de Kratos es hora de empezar a entrar en acción. Como ya sabrás, en “God of War” no hay tiempo para el descanso, ni siquiera en un principio. Acaba con los guardias que aparecen constantemente, y cuando estos empiecen a escasear dirígete a la especie de ballesta que verás a la izquierda. Úsala para hundir el barco y baja por el agujero.

Una vez dentro del edificio, coge el cofre verde (es vida, ya sabes) y derrota a los soldados que te salgan al paso. Después abre la puerta que encontrarás. No te preocupes por el cíclope, que no durará mucho, y si por el enorme basilisco que hay detrás. El propio juego, a modo de tutorial, se encargará de decirte los comandos para herir a la criatura, que tampoco es especialmente difícil. Golpéala unas cuantas veces y después, como es habitual en la saga, estate atento, tendrás que desarrollar la secuencia de botones que aparece en pantalla. Si no aciertas, vuelve a golpear al enemigo y repite el mismo procedimiento. Finalmente aprovecha el tronco de la derecha y el basilisco huirá, de momento.

Dirígete ahora hacia el ariete y esquiva a la vez los artefactos explosivos que caen del cielo. Arrástralo hasta la puerta, y de esta forma serás capaz de abrirla. Antes de pasar por ella observa que hay un par de cofres cerca. Continúa adelante –no hay perdida-, destruyendo a cuanto persa te salga al paso. También presta atención a los cofres que hay por la zona, es importante aprovecharlos todos.

Cuando llegues arriba, cruza por la madera con cuidado, puesto que el monstruo de antes se empeñará en hacerte caer. Si es así, no te preocupes, pulsando el botón “X” puedes subir de nuevo y pasar definitivamente. Seguidamente atraviesa la puerta que hay enfrente.

Ahora es momento de medirse al primer enemigo del juego (o el segundo si incluimos al basilisco). Se trata del Rey Persa, un tipo grandote, pero no especialmente poderoso. Ten cuidado, eso sí, cuando el soberano haga la magia “genio”, sobre todo si estás jugando en un nivel de dificultad elevado. En cualquier caso, ya sabes, dale duro y después atina con el minijuego de los botones. Cuando le derrotes, su ataque especial pasará a ser tuyo. A lo largo del juego, además, podrás desarrollarlo para hacerlo más fuerte.

Después, si lo deseas, –que suponemos que sí- puedes disfrutar de una “experiencia” de sexo con unas cuantas mozas que hay a la derecha. Te darán bastantes orbes rojas a cambio de “jugar” con ellas. Una vez acabes, sigue adelante. Si quieres también puedes guardar la partida.

Como ves, el basilisco sigue haciendo de las suyas. Utilizar el arma que hallarás para dispararle. Más adelante, si subes un poco, podrás abrir otros dos cofres. Dirígete después para abajo y usa la manivela para poder continuar. Entonces –ahora sí- te verás las caras con un ciclope. Como es bastante lento no tendrás mucho problema en derrotarle. Cuando lo hayas hecho, asegúrate de abrir los cofres de al lado.

Sigue recto derrotando enemigos y recolectando distintas orbes. Finalmente llegarás a un punto de guardado donde podrás salvar. Cuando acabes de hacerlo, rompe la madera y utiliza la palanca para poder continuar. Un poco más adelante, después de vencer a más soldados y abrir varios cofres, deberás mover la caja de madera hasta fijarla encima del mecanismo que hay en el suelo. Acto seguido haz lo mismo –en el siguiente botón, claro- con el cadáver que escupe previamente la bestia. Así podrás pasar.

Hazte con el contenido de todos los cofres de la zona y, cuando estés listo, guarda. Te recomendamos hacerlo especialmente, puesto que al atravesar la siguiente puerta te verás las caras de nuevo con el basilisco.

En esta ocasión te será un poco más difícil derrotarlo que antes. No obstante, recuerda que ahora cuentas con la magia del Rey Persa, por lo cual puedes herirle también sin acercarte demasiado. Eso sí, procura atacarle principalmente de frente, puesto que si lo haces por los lados te resultará más complicado. Después de unos cuantos combos, pulsa el botón de circulo y podrás pasar al minijuego. Repite la formula para acabar definitivamente con la legendaria criatura.

2. La Ciudad de Maratón

Ahora verás que te hayas en un acantilado, el cual debes ir descendiendo poco a poco. A medida que lo vayas haciendo, ocúpate también de abrir –como ya sabrás a estas alturas- todos los cofres de sus proximidades. Guarda la partida y rompe –un poco más adelante- la madera que te impide continuar.

Una vez te encuentres en la vistosa ciudad, elimina a los pocos enemigos que hay por allí y ve hacia delante. Como ya te habrás dado cuenta, en las casas de la localidad hay un buen montón de cofres que te recomendamos usar. Cuando acabe el camino, abre la puerta con ayuda de la caja que hay cerca de ella.

Cuando llegues a la siguiente sala, derrota rápidamente a los soldados con arco, puesto que sino te quitarán bastante vida. Después gira la manivela y, cuando ya no quede ningún enemigo, hazte tranquilamente con los objetos que verás. Cuando hayas recogido todo, prende el carro con la antorcha.

El procedimiento a seguir ahora es bastante sencillo: empuja el carro ardiendo sin salirte del camino principal, salvo cuando veas algún arquero que golpear o algún cofre que abrir. Así llegarás hasta una pared que tienes que trepar. Estás próximo a la entrada del Templo de Helios. Para entrar en él, olvídate de los espectaculares caballos y dirígete a la izquierda.




3. El Templo de Helios

Antes de nada prepárate para darte un chapuzón, y busca los dos cofres que hallarás en las dos zonas con agua del lugar. Cuando los tengas, continúa adelante, guarda, y sube por la plataforma que verás. Ahora tendrás que ir a las escaleras de la izquierda –cuidado con los enemigos-, activar el dispositivo y poder pasar por la puerta. Sigue adelante y llegarás a una gran estancia donde te atacarán unos pesados enemigos con alas. Aquí tendrás que llevar a cabo un sencillo puzle: primero aparta las dos estatuas, después activa la palanca de la izquierda, atraviesa el lugar que has abierto, pulsa la nueva palanca y finalmente introdúcete por la puerta del otro lado.

Seguidamente te encontrarás en otro lugar repleto de cofres: aprovecha y ábrelos todos. Después desbloquea con otra palanca la puerta, y a continuación desciende las escaleras que hay en el camino. Acto seguido ve al centro del piso y destruye las sujeciones de la plataforma. Entonces te enfrentarás a varios enemigos. Recuerda que para derrotarles puedes ayudarte de los numerosos combos que Kratos va aprendiendo, así como de sus magias.

Tras el intenso momento de acción, sal subiendo las escaleras. Cuando llegues hasta una sospechosa columna, empújala para continuar. Más adelante tira la columna y así podrás seguir adelante y llegar a la sala del trono. Aquí obtendrás el Escudo del Sol, para lo cual primero tienes que liarte a espadazos con el trono. Finalmente revisa todos los cofres que habrás visto por la zona –primero mata a lo enemigos, eso sí- y baja por las escaleras tras activar la plataforma del medio.

Aquí te encontrarás otro típico puzle, el cual puede ocasionar más de un quebradero de cabeza. Bueno, la resolución es sencilla (una vez la conoces): para empezar, empuja las estatuas hasta el final. Después tira de la pared que hay entre ellas, y así descubrirás una plataforma. Cuando ésta esté completamente extendida, introdúcete por su lado izquierdo, como si quisieras pasar a través de ella. Con ello verás que existe un hueco secreto en su interior, gracias al cual podrás llegar a otra estancia posterior. Ya sólo te quedará mover las estatuas de allí y reflejar el rayo (ya sabes, con el gatillo izquierdo y el botón “circulo”). Finalmente vuelve al caballo que había fuera y presiona el botón “circulo” de nuevo.




4. Las Cuevas del Olimpo

En primer lugar tírate al lago, donde podrás encontrar algunos cofres bastante útiles. Después es necesario obtener la Lanza de Tritón para poder respirar debajo del agua. Ésta está en la mitad del lago, más o menos, encima de una especie de montañita, por la cual tendrás que trepar. Continúa ahora bajo el agua, donde tendrás que destruir una valla para seguir adelante. Para ello presiona el gatillo derecho y Kratos tomará impulso y acabará con lo que tenga delante.

Prosigue recto mientras abres todos los cofres que veas en las inmediaciones submarinas. También tendrás que romper otra verja como la de antes, de la misma forma. Más adelante activa la palanca. Gracias a esto podrás avanzar ya en la superficie.

Es momento de enfrentarse a un minotauro, un enemigo con el que deberás tener sumo cuidado, puesto que sus ataques son bastante fuertes. Por fortuna, en el mismo lugar encontrarás varios cofres, donde recargar vida y magia. Procura esquivar las embestidas de la criatura, que son bastante duras, y acabar con ella a base de combos y magias. Después sólo te quedará accionar la palanca y cruzar la puerta.

Continuando por el camino, tendrás que pasar por una nueva zona de agua y enfrentarte, más tarde, a varios enemigos. Guarda y entra en la próxima estancia, donde hallarás el Fuego Primordial. Allí serás atacado por unas estatuas que disparan fuego. El método para reducirlas es sencillo: haz que sus disparos reboten, accionando el gatillo izquierdo con precisión cuando estos vayan a golpearte. Una vez salgas victorioso del enfrentamiento, tendrás la Luz del Amanecer.

Prosigue recto y pasarás de nuevo por un lugar repleto de cofres y enemigos, no tiene pérdida; así pues, camina todo hacia delante. Un poco después vuelve a lanzarte al agua para regresar al templo de Helios. Una vez allí, activa el puente y pasa por él.

En este punto serás atacado por un gran número de enemigos voladores; por fortuna no son especialmente resistentes, aunque sí molestos. Acaba con ellos, abre los cofres y sube hasta el punto de guardado. Aquí te recomendado especialmente que salves el juego, puesto que seguidamente te encontrarás con bastantes rivales que derrotar.

Pues lo dicho, enfréntate con los enemigos que verás, utilizando las magias y tus combos preferidos para vencerles. Una vez más la dureza de la batalla dependerá en gran medida del nivel de dificultad que eligieras al principio de la aventura, aún así procura evitar sus golpes y no limitarte a golpearlos ciegamente. Cuando les hayas derrotado, encárgate de los cofres.

Ahora te encontrarás con otro puzle a resolver. En primer lugar, activa el centro para poder hacer uso de la manivela. Utilízala para abrir las puertas. Cuando lo hayas hecho, pon la estatua de la izquierda encima del pulsador de abajo situado en el mismo lado. Utiliza la luz, y con ello podrás mover la otra escultura de la izquierda. Seguidamente colócala en el pulsador inferior derecho. Vuelve a direccionar la luz como hiciste antes. En el momento en el que tengas todas las estatuas fuera, tienes que situar las dos que miran hacia delante en los pulsadores de abajo. Las otras dos en lo de arriba, mirando cada una hacia el caballo.

Una vez resulto el puzle, el suelo se abrirá y de él saldrá un objeto. En ese momento debes ponerte encima y direccionar la luz hacia el caballo. Después desciende, recogiendo a la vez los numerosos cofres que verás por el camino. Al llegar a unas escaleras, sube por ellas, hasta que te topes con otra estatua. Llévala hasta el fondo y golpéala. Entonces salta y usa nuevamente el escudo.

Ve hasta el caballo y actívalo. Cuando acabes, lucha contra los enemigos que te salgan al paso y, una vez vuelvas a estar en el lugar de inicio del nivel, donde los tres caballos, usa las palancas para activarlos. Si quieres, ya sabes, guarda la partida previamente.




5. El Hades

Prepárate para visitar el infierno de la mitología griega. Para empezar, trepa por el precipicio, evitando las rocas y abriendo los cofres que hay en el camino. Una vez alcances tu objetivo, te toparás con varias medusas. Ten especialmente cuidado en que éstas no te trasformen en piedra, puesto que se trata de su ataque más peligroso.

Tras derrotarlas, continúa adelante hasta cruzar una puerta y pasar por el precipicio. Finalmente llegarás a un lugar repleto de enemigos. Estos son bastante durillos, pero por suerte también verás un cofre con vida, por lo que si te ves muy apurado, ya sabes.

Un poco más adelante, poniendo rumbo a la izquierda, te encontrarás con una pared sospechosamente maltrecha. Si la derribas, podrás descubrir algunos cofres –aunque también algún enemigo-. Cuando llegues al río de aguas rojas, rompe el muro de la derecha y podrás utilizar la plataforma de piedra con forma de cubo para llegar a una zona elevada. Abre el cofre y sigue adelante. Después derrota a los enemigos y tira la columna para subir por ella.

Trepa de nuevo y dirígete hasta un grupo de enemigos que hay un poco más adelante. Una vez acabes con ellos, entra por la siguiente puerta. Seguidamente –y teniendo mucho cuidado con la especie de cuchillas que hay en la estancia- recoge las distintas orbes y derrota a los enemigos. Sigue adelante para conocer a Caronte, el barquero del Hades.

Por desgracia, ésta es una batalla que no puedes ganar. Y no lo decimos porque seas un “manta”, sino porque forma parte del argumento del juego. Por mucho que te empeñes en intentar vencer a tu enemigo, éste recupera la vida una y otra vez, por lo cual no merece la pena que te esfuerces mucho…vas a ser derrotado igual.




6. El Tártaro

Después de perder la lucha con Caronte (del cual ya te vengarás más adelante) y deshacerte de las cadenas que te aprisionan, dirígete a la derecha para encontrar varios cofres. Si quieres, por el camino puedes acabar con algunos de los prisioneros de la zona, con lo cual obtendrás un aumento de salud.

Continúa el camino venciendo a los numerosos enemigos que te encontrarás esperándote en él. Como habrás notado, contra más avanzas en el juego, más molestos resultan los rivales, como es lógico. Cruza a través de la cadena, y llegarás al Templo de los Dioses.

Una vez en él, sube por la pared, hasta que llegues a un sitio con estatuas. Entonces muévelas, gira el mecanismo y entra por el hueco. Ahora tendrás que verte las caras con varios enemigos, capitaneados por dos poderosos minotauros. Haz uso de tu magia más fuerte y de los combos más efectivos y acaba con ellos.

Un poco más adelante serás capaz de guardar el juego. Rompe la pared para salir. Seguidamente, después de abrir un nuevo cofre, tendrás que hacer lo mismo con otra, para hallar así una palanca. Pasa por la puerta que has abierto, y lucha contra un nuevo grupo de rivales. Después activa otra palanca y coge la Llave del Guardián de la Cripta. Golpea el trono y pon el cuerpo que hay por ahí encima del pulsador que viste antes. Usa finalmente la Llave en la cerradura que observarás ante ti.

Es el momento de obtener el Guantelete de Zeus. Para ello, primero tienes que vencer a los dos enemigos con los que te toparás, y después tumbar la estatua. Una vez tengas la nueva reliquia, úsala para romper la puerta antes inaccesible, para lo cual es necesario que retrocedas un poco hasta llegar a ella.

Rompe la pared y destruye todas las estatuas que veas. Dirígete hacia la derecha y tendrás que abrir una nueva puerta. Derrota seguidamente a los enemigos del lugar y, ya sabes, abre todos los cofres que veas. Después gira el mecanismo para poder bajar e ir por la cadena de la derecha. Si quieres, aprovecha para guardar.

Un nuevo grupo de monstruos te obstaculizará el paso. Combátelos y después rompe con el Guantelete de Zeus la roca. Acto seguido gira los mecanismos y salta de un sitio a otro para poder continuar. Ve todo a la derecha hasta llegar a una pared por la que tendrás que subir. Un poco más arriba tendrás que llevar a cabo la misma operación: derrota a las criaturas, mueve el mecanismo y sigue adelante. Eso sí, no olvides usar todos los cofres de la zona, que ahora te vendrán mejor que nunca. Después salva la partida.

Sigue recto, y vence a cuantos enemigos te salgan al paso. Seguidamente activa las dos palancas y sigue por la derecha, donde encontrarás dos cofres y una nueva palanca, un poco más arriba. Úsala, y retrocede hasta llegar a la pared que hay dirigiéndote a la izquierda.

Ahora súbete en la especie de ascensor y gira tú mismo el mecanismo para que ascienda. Encárgate de los enemigos que te salgan al paso y después haz lo mismo en la otra plataforma. Una vez arriba, empuja la cadena y continúa por ella.

Vence una vez más a las criaturas rivales y rompe la pared que hay rumbo a la derecha (haz uso del guantelete). Tu vida y magia se recargarán, pero aún así guarda donde puedas, puesto que volverás a verte las caras con Caronte. Claro que ahora las tornas han cambiado.

Básicamente, el personaje hará lo mismo que antes, atacarte con una serie de movimiento para después subir a la plataforma a la que no llegas y recuperar su vida. Así, ahora lo que tienes que hacer es destruir las columnas que sujetan el lugar en el que él se coloca. De esta forma llegará el momento en el que no pueda recuperar vida y sea tuyo. En cualquier caso, ten cuidado con sus ataques, puesto que son bastante contundentes. Especialmente su ira. Eso sí, cuando al final del combate haga una especie de onda expansiva, recuerda que puedes salta por encima de ella. Nosotros, por nuestra parte, hemos utilizado generosamente la magia del Rey Persa, pero te recomendamos que utilices aquella que más potenciada tengas. Por último reflecta sus ataques, después de eso sólo te quedará acertar una típica sucesión de botones.




7. Templo de Perséfone

Una vez hayas vencido a Caronte y conseguido su magia (ira), úsala para derrotar a unos cuantos enemigos y entra en el templo de Perséfone. Antes guarda la partida, si lo ves oportuno. Seguidamente, lo de siempre, derrota a los enemigos, abre los cofres que veas y sube por las escaleras.

Llegarás a una zona con unas molestas estatuas capaces de convertirte en piedra. Ocúpate de ellas y de los otros enemigos alados. Una vez hecho esto, sigue adelante donde encontrarás varios cofres y un punto de guardado.

Ahora tendrás que seguir a Calíope por una serie de estancias repletas de monstruos. Por suerte, el camino no tiene mucha pérdida. Eso sí, los enemigos serán dificilillos, y a una sala de estatuas como la de antes se sumarán varios minotauros y demás fauna autóctona. Después sube por la plataforma y, cuando llegues arriba, combate contra nuevos rivales. Finalmente hazte con los cofres y salva el juego.

Después de perder los poderes de Kratos, es hora de recuperarlos rápidamente. Para ello tienes que acabar con los fantasmas que pueblan el campo en el que te encuentras. Una vez dispongas de nuevo de todas tus habilidades, avanza hasta el fondo. Tu enfrentamiento final está próximo, pero antes derrota a unos cuantos últimos enemigos y abre los cofres. Por supuesto, guarda la partida.

Por fin, has llegado al momento decisivo del juego, la lucha entre Kratos y Perséfone. Sin duda ésta es la rival más dura de todo el juego. No obstante, si aprendes sus movimientos, acabarás derrotándola. Primero de todo, muévete hacia delante para esquivar sus primeros ataques; si lo esquivas, aprovecha y golpéala un par de veces (recuerda que si te cebas mucho, te acabará dando). Después de seguir éste método un rato, aparecerá un minjijuego, similar a los otros ya vistos durante el juego. Ya sabes, mantente concentrado. Seguidamente esquiva sus ataques y reflecta las bolas que tira. Por último, sitúate en medio del circulo y devuelve también el rayo. Ya solo te quedará acertar con la última secuencia de botones.

Pues esto ha sido todo. Esperamos que la presente guía os haya sido de ayuda, y que hayáis disfrutado de este emocionante juego.

_________________
Admin - InformáticaESP

DavidIESP
Admin
Admin

Mensajes : 106
Puntos : 2669
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 12/11/2010
GamerTag XBOX : davishh10

Ver perfil de usuario http://informaticaesp.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.